Capitanes y Patrones de la concursada pesquera Harengus, recusan a un juez y reclaman 14 millones de pesos en salarios adeudados

alt (foto cortesía Nelson Valdivia)

Capitanes y Patrones de la concursada empresa Harengus reclamaron el pago de 14 millones de pesos en salarios adeudados y recusaron al magistrado que entiende en la causa que involucra a esa Pesquera en el marco del serio conflicto desatado en torno a la compañía basada en Puerto Madryn, según lo precisa un detallado artículo del portal digital de la Revista Puerto
 

El texto de la  nota revista Puerto, preparado por el periodista Nelson Valdiviaes el siguiente:
La Asociación de Capitanes y Patrones de Pesca como entidad sindical y su obra social, además de los capitanes Miguel Ángel Castellan, Benito Daniel Troncoso, Gustavo Ariel Parrondo, Claudio Alejandro Barria, Javier Osvaldo Lens y Salvador Matías Troncoso, todos ellos representados por Rogelio Díaz formularon la “recusación del Dr. Luis Horacio Mures”, titular del Juzgado de Ejecución de Puerto Madryn, quien entiende en el concurso preventivo de la firma Harengus SA.
Ahora un tribunal de alzada deberá resolver si hace o no lugar a este planteo, que además formuló solicitud de un concurso especial de los buques pesqueros”, es decir, separar del concurso global la situación de estos activos, ya que los presentantes se exhiben como acreedores con “créditos con privilegio especial”; una denominación técnica que establece la Ley de Quiebras en determinados supuestos. Del mismo modo, procuran la “indisponibilidad absoluta de fondos que se obtengan por ventas de buques, permisos de pesca y cuotas de capturas”, y en ese marco, expresamente piden se decrete la nulidad de la autorización de venta de las CITC de merluza hubbsi, correspondientes a los buques congeladores que desde el año pasado están abandonados en el muelle Storni.
Por un lado se hizo la presentación judicial y por otro, el secretario Gremial de la Asociación Argentina de Capitanes, Rodolfo José Luis Pisauri, informó sobre la misma al subsecretario de Pesca de la Nación, Miguel Bustamante, como así también al Consejo Federal Pesquero, lo cual fue analizado en la sesión de la semana pasada.
El escrito judicial al que tuvo acceso REVISTA PUERTO se basa en el expediente Nº 1194/2008, “Harengus S.A. s/Concurso Preventivo”, y hace en primer término solicitud para que el juez Mures sea apartado de las actuaciones en las que se pide un “concurso especial de buques”, ya que tramita el concurso global. “Si bien cierto y sabido que la recusación sin expresión de causa no resulta admisible en el concurso preventivo de acreedores, la situación es distinta en el pedido de concurso especial y mucho más si el concurso especial que se requiere es concurso especial de buques. Ninguna duda cabe, que nuestros representados pueden y se encuentran facultados para recusar sin expresión de causa. Solicito en consecuencia se disponga el apartamiento del Dr. Luis Horacio Mures”, fundamenta el abogado Díaz en su extenso escrito de más de treinta fojas.

CATORCE MILLONES

Asimismo, el representante de los capitanes que los barcos de Harengus requirió “reserva e indisponibilidad de fondos por la suma de pesos catorce millones ochocientos cincuenta mil cuarenta y siete ($ 14.850.047,10) con más la suma que S.S. se sirva presupuestar para cubrir intereses y costas; sobre el precio de venta de los buques y/o permisos de pesca y/o cupos de capturas de los buques pesqueros propiedad de la concursada donde laboraron mis mandantes”.
En esa línea planteó la nulidad de la autorización de venta de cupo de merluza hecha por el juez recusado, quien había habilitado la transferencia de las CITC de Harengus SA a favor de Antonio Baldino e Hijos. Los capitanes consideran que en caso de la liquidación de los buques, ellos deben tener un tratamiento preferencial, sobre el resto de las acreencias que se plantearon en el concurso global, al tiempo que indican que no pueden inscribirse en ese marco porque las deudas salariales e indemnizaciones se produjeron postconcurso.

HARENGUS ASUME QUE NO PAGARÁ

“Invocamos privilegio especial sobre los buques y sobre su precio de venta y sobre sus accesorios (permisos de pesca y/o cupos de capturas) hasta cubrir los créditos que reclamamos. Solicitamos se decrete la nulidad del contrato de cesión de cupos individuales transferibles de capturas de merluza de los buques”, fundamentan, al tiempo que traen a colación el acta de la asamblea de accionistas de Harengus realizada el 27 de diciembre de 2011 donde ratifican “…la imposibilidad cierta y efectiva de no poder cumplir en lo futuro con el acuerdo homologado, como así con otros tantos y cuantiosos compromisos económicos de orden posconcursal como resulta –en especial– la deuda salarial que al día 31 de diciembre de 2011 asciende a la suma de pesos seis millones ciento sesenta y ocho mil seiscientos cuarenta y ocho”.
El letrado de los capitanes indica que en esa presentación de febrero de 2012, hecha por la empresa, “nos exime de mayores exigencias para acreditar la total y absoluta insuficiencia de fondos que requiere el artículo 554 de la Ley 20094 y artículo 206 de la Ley de Concursos y Quiebras”.
Los créditos laborales y sindicales (cuota sindical y obra social) impagos referidos por el gremio y sus afiliados acumulan un reclamo de capital a favor demandantes por la suma de 14.850.047 de pesos, con más intereses y costas.
“Los actores, resultan acreedores de salarios y cargas sociales, incluidas asignaciones familiares de los últimos seis meses, diferencias salariales del período 2011 a 2012, indemnizaciones por despido, entre muchos otros créditos; por todos ellos se iniciaron las respectivas denuncias laborales y se iniciarán las correspondientes demandas judiciales por ante el Juzgado Federal de Rawson”.

PÉRDIDA DE 500 EMPLEOS

En otro tramo, recuerda que cuando se formuló la apertura de concurso preventivo, año 2008, la firma Harengus denunció un pasivo abultado, pero continuo con su actividad y los trabajadores continuaron con sus labores habituales; pero desde mediados del año 2011 la concursada paralizó por completo sus actividades y para los capitanes, ello significó la pérdida de su fuente de trabajo luego de más de veinte años de labor continua en algunos casos.
Actualmente la firma concursada se encuentra en situación de quiebra de hecho por cierre de su establecimiento principal en tierra y la paralización total de la flota de buques pesqueros en que trabajaban los demandantes.
A ello se debe sumar que “se registra en autos un potencial y casi seguro incremento del pasivo de la firma concursada, por cuanto la paralización de actividades provocará la pérdida de trabajo para más de 500 trabajadores; lo que incrementará el pasivo atento que se deberán asumir por parte de la empresa el pago de las indemnizaciones” que esa gran cantidad de despidos implica.

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET