Continuaban paralizadas el fin de semana las exportaciones de pescado desde Puerto Madryn por un bloqueo del SOMU

alt

Un informe de la Revista Puerto reveló que desde hace más de una semana las operaciones de exportación de pescado desde Puerto Madryn se hallaban paralizadas como consecuencia de un bloqueo impuesto por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) contra las empresas pesqueras, según un informe de la Revista Puerto, escrito por el especialista Nelson Saldivia.
El texto del trabajo es el siguiente
 
El SOMU continuaba hasta el viernes (28 sept 2012) con la particular medida de acción directa de presionar a las compañías navieras para que no tomen en el puerto de Madryn ninguna carga despachada por empresas pesqueras, lo que ya empezó a repercutir en el aspecto financiero con reprogramación de pagos, porque la cadena comercial ya lleva ocho días alterada y consecuentemente no hay ingreso de divisas porque la mercadería está imposibilitada de salir al exterior.
 
Hay una creciente preocupación en todo el sector por las secuelas que esta medida de fuerza impuesta por la conducción nacional del gremio de la marinería ya empieza a provocar puertas adentro de la industria pesquera, y que también ya se exterioriza y lo padecen los proveedores locales que reciben notificaciones de postergación de pagos, ello en virtud, que la materia prima exportable no puede ser subida a los buques mercantes, y eso deriva en que las empresas compradoras no depositan ningún porcentaje de la operación comercial porque está literalmente paralizada.
 
La semana anterior ingresó al muelle Almirante Storni el barco portacontenedores HS Liszt, y la naviera no pudo levantar los contenedores con pescados y mariscos, en ese momento alrededor de setenta, en razón de la “advertencia” que recibieron de parte del gremio que representa a los marineros, que amenazó con impedirle completamente el movimiento de cargas si recibían los despachos exportables de las pesqueras. El barco se fue dejando esos setenta contenedores en el muelle, con el costo extra que todo ello supone en la estructura final de costos productivos.
 
Ayer, jueves 27 de septiembre, el B/M HS Liszt después de haber ido hasta el centro de transferencia de Montevideo volvió a ingresar al Golfo Nuevo, pero no amarró en la estación marítima local de Puerto Madryn toda vez que permanece latente la amenaza del SOMU y el conflicto sigue sin destrabarse. El portacontenedores casi completamente vacío estuvo durante todo el día fondeado en rada a la espera de novedades, pero al cierre de esta edición el sindicato no daba marcha atrás, y la naviera transmitía a las empresas pesqueras de Chubut que continuaban sin posibilidad de tomar cargas.
 
Hace una semana eran setenta aproximadamente los contenedores con pescados y langostinos vendidos al exterior que estaban inmovilizados en las plazoletas del muelle Storni. Con el correr de los días, la acumulación es mayor y ya serían más de cien los contenedores en condiciones de exportarse, pero que siguen anclados en Madryn, con el impacto económico que representa truncar el circuito de comercialización de esta actividad productiva, que irremediablemente se traduce luego con alteraciones de carácter financiero que por estas horas ya empiezan a evidenciarse con la reprogramación de cumplimiento de obligaciones; pero que podría verse fuertemente agravado en cuestión de días cuando haya que hacer frente a los pagos de salarios.
 
En tanto, se observa con preocupación la inacción de parte del Gobierno de Chubut para interceder en este conflicto y descomprimir este bloqueo de las exportaciones. Primero, el planteo lo formalizó la cámara que agrupa a las empresas pesqueras de la provincia ante la Delegación Puerto Madryn de la Secretaría de Pesca, la que después de varios días resolvió considerarse incompetente en el conflicto, y no accedió al pedido de dictado de la conciliación obligatoria.
 
La medida fue recurrida por la entidad empresarial, que nuclea a casi la totalidad de las empresas pesqueras exportadoras de Madryn, y ahora la decisión se encuentra en manos del Secretario de Trabajo de Chubut, Simón Cimadevilla. Mientras esto ocurre el gobernador Martín Buzzi se encuentra fuera del país, y ayer el sector empresario evaluaba recurrir en forma directa al mandatario provincial ante la notoria falta de respuesta o intervención para mediar o intentar destrabar la situación por parte de otros organismos como la Secretaría de Pesca, o quien tiene injerencia en estas cuestiones como lo es la cartera laboral que todavía no se pronunció sobre el recurso de reconsideración respecto de la incompetencia de la delegación local.
 
Así las cosas, también ya se habría advertido a la totalidad de los gremios y sindicatos del sector las potenciales consecuencias que empezarán a verificarse en breve al quedarse sin liquidez las empresas al estar todas las cargas en tierra, y que se avecinan serias dificultades para afrontar obligaciones salariales, bancarias, comerciales, impositivas, entre otras. 
Aunque también las secuelas podrían tener repercusión en la endeble cadena comercial, ya que el mercado receptor de los pescados y mariscos de Argentina ante los incumplimientos de los plazos de venta, rápidamente podrían optar por adquirir productos o proveedores sustitutos, con lo dificultoso que representa luego recuperar mercados que siguen siendo volátiles.
Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET