Latinoamérica anuncia medidas para concretar alianzas con Asia-Pacífico

Tras la cancelación por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), Latinoamérica pone en práctica un "plan B", para abrir mercados a Asia-Pacífico.

En su primer día de mandato, el pasado lunes 23 de enero, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un decreto para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), macro tratado comercial que crearía la mayor zona de libre comercio del mundo, que reunía a 12 naciones que en conjunto representan el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial. 

La decisión del mandatario se basó en su política proteccionista y en los perjuicios que una alianza de este tipo produce en la economía norteamericana, calificando su medida como “una gran decisión para el trabajador estadounidense”. 

Firmado en febrero de 2016 por 12 países - Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, México, Perú, Chile y EE.UU - , que en conjunto concentran un tercio del comercio exterior y 800 millones de habitantes, al TPP le faltaba sortear la ratificación en las naciones suscritas. 

Pero tras el anuncio de Trump esto no será posible, dado que se requiere la aprobación de al menos seis de los países y estos deben representar el 85% del PIB del grupo. Sin EE.UU. los números no darán el mínimo exigido, pues individualmente aporta el 50%.

 

Latinoamérica alista Plan B

Los tres países latinoamericanos firmantes del pacto– que integran también la Alianza del Pacífico junto con Colombia-, han expresado su desazón por el inminente término del TPP en su diseño original. El acuerdo permitía eliminar los aranceles de más de 18.000 productos que hoy intercambian los países de la región, lo cual se traduciría en mayor comercio exterior vía marítima.

Conforme a los estudios de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, respecto del efecto que iba a tener el TPP una vez que entrara en vigencia, en el largo plazo proyectaban un crecimiento del PIB en torno al 0,5% y en las exportaciones de un 1%. Mientras que en materia de comercio, según Bloomberg, se esperaba que al año 2026 generara cerca de US$295.000 millones.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, declaró el mismo lunes que iniciará “de inmediato conversaciones que promuevan nuevos acuerdos comerciales bilaterales con los países participantes de ese tratado".

Por su parte, el presidente peruano Pedro Pablo Kuszynski propuso que la región Asia Pacífico debe buscar un nuevo pacto de libre comercio que incluya a Beijing. "Debemos trabajar con China, los países de Asia, la India, Australia, Nueva Zelanda. Y hacemos el grupo APEC-Pacífico, llegando hasta la India, y así vamos a integrar a todos", dijo el presidente en la radio RPP.

En representación de Chile, el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, declaró que “el TPP tal cual lo conocíamos ya no está sobre la mesa. Eso no significa, sin embargo, que Chile cambie de rumbo. Nos interesa seguir avanzando en la integración con países de la región Asia-Pacífico”.

Por lo mismo, el canciller informó que el proyecto ya no será enviado para su ratificación al Congreso, producto del retiro de EE.UU, segundo socio comercial de Chile. No obstante, adelantó que en virtud de la propuesta de integración del TPP, en marzo desarrollarán en Viña del Mar una reunión de ministros de relaciones exteriores y comercio de los países que firmaron el acuerdo, junto con otros como China y Corea del Sur, que no formaban parte del tratado. 

 

Efectos en Chile

La titular Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Paulina Nazal, entrevista al Diario Financiero expresó que Chile no pierde en materia de comercio exterior tras la salida de EE.UU., sino que deja de ganar. “Nosotros tenemos la oportunidad de seguir avanzando siempre de manera bilateral”.

En el caso particular con EE.UU., Nazal no ve mayores riesgos porque se sostiene un tratado “consolidado, una balanza comercial que es superavitaria para ellos, la tasa de crecimiento del intercambio comercial desde que se firmó el acuerdo es cercana al 11% promedio anual y EE.UU. es un fuerte inversionista en Chile”.

Respecto a los próximos pasos, adelantó que el país “va a seguir en la línea que creemos que nos ha traído más beneficios económicos, que ha aportado empleo, ha disminuido la pobreza: vamos a continuar con todos los procesos de integración y apertura comercial con todos los miembros del TPP que quieran seguir participando”.

En este sentido, la reunión anunciada por el ministro de RR.EE para marzo pretende avanzar en un modelo bilateral o similar al TPP, que en el caso de Chile le permita acceder a mercados de Japón, Vietnam y Malasia, los cuales generaban las mayores oportunidades con el acuerdo fenecido.

Este nuevo escenario ha puesto la mirada en China para que se una al grupo original del TPP, del cual fue excluido.  “Nosotros estaríamos muy contentos de que se sume y el resto de los países miembros el bloque original también consideran que sería un plus tener a China, ¿por qué no?”, comentó Dazal.

 

Fuente: Mmundomaritimo.cl

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET