El SIMAPE volvió a rechazar el aumento logrado por el SOMU y sigue bloqueando (martes 15 may 2012) el puerto de Mar del Plata

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

alt

Volvieron a fracasar las gestiones y el puerto de Mar del Plata continúa con su agónica parálisis. Luego de que el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) decidiera levantar, con vigencia desde la cero hora del miércoles (9 may 2012) las medidas de fuerza que paralizaban desde hacía 12 días las operaciones de estiba para la exportación de pescado en todos los puertos del país, el viernes (11 may 2012) se llegó a un acuerdo para el logro de un aumento del 22%.  Pero  el Sindicato de Pescadores Marítimos (SIMAPE) insistió en desconocer el acuerdo por considerarlo insuficiente. Y la situación, avanzada ya la nueva semana, continuaba peligrosamente incambiada.

El acuerdo logrado por el SOMU y rechazado por el SIMAPE establece que el incremento será aplicado en dos cuotas: la primera de ellas retroactiva al mes de abril y la segunda se completará en septiembre.  Además, y luego de trabajosas gestiones y el compromiso empresarial de regularizar una serie de compromisos tanto con el sindicato como con  los trabajadores afectados, informó el sitio especializado Pescare.com.ar

El acuerdo del viernes 11 se produjo 72 horas después de que las cámaras del sector, a través de un artículo publicado por el diario La Capital, habían acusado al SOMU de promover una crisis en el sector motivada por cuestiones artificiales

 

 

En un pormenorizado artículo, el rotativo señaló que al quedar momentáneamente superada la protesta de los estibadores que durante los últimos días mantuvieron bloqueados los accesos a los muelles del puerto de Mar del Plata, la atención comenzó a posarse sobre otro de los graves conflictos que mantienen en jaque a la industria pesquera argentina. En este caso se trata de la paralización de las exportaciones que desde el pasado 26 de abril viene ejerciendo el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

El desarrollo de la nota de La Capital sigue a continuación:

Ya pasaron 12 días desde que el gremio dispuso impedir el despacho de productos pesqueros con la intención de forzar una negociación salarial, por lo que desde entonces, a todas las empresas les resultó imposible enviar mercadería al exterior. Mientras cientos de contenedores permanecen en el puerto de Buenos Aires sin poder ser embarcados, la Asociación de Pesca Costera, la Cámara de la Industria Pesquera Argentina, la Unión de Intereses Pesqueros Marítimos, la Cámara de Armadores y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas, emitieron ayer un comunicado asegurando que "no existe ningún conflicto real, declarado ni explicitado por este sindicato para con la industria pesquera y es por ello que igual que en situaciones anteriores decimos que esta medida es un boicot a la producción pesquera y al normal desenvolvimiento de las industrias y del desarrollo del trabajo de las mismas".

Asimismo aseguraron que "la situación económico financiera y comercial de las empresas la venimos explicando desde hace mucho tiempo y día a día está agravada, los costos de producción en nuestro país se incrementan de tal forma que no pueden ser absorbidos, aun aplicando la máxima eficiencia, profesionalidad y capacidad de inventiva y trabajo que el sector pesquero ha demostrado tener y tiene".

A todo esto -agregaron- "en el último mes y medio hemos debido soportar los siguientes paros y trabas administrativas a la producción y a la exportación".

Por otra parte las entidades advirtieron que "el daño que ha provocado "la agenda" de paros, bloqueos y cuestiones administrativas que han impedido cargar nuestra producción es muy grande, ocurrió y ocurre en un momento de crisis de la industria y será muy difícil afrontar el resultado de estas medidas.

Finalmente, solicitaron a las "autoridades poner fin a estos métodos inconstitucionales de protesta que impiden el normal transito de mercaderías en el puerto de Mar del Plata y que bloquean con la aplicación de un boicot el comercio exterior ya que provocan daños muy severos en la industria y en el caso del boicot del SOMU con su bloqueo a la carga de exportación".

La normalidad, en cuentagotas

Si bien en la madrugada de ayer los estibadores levantaron la medida de fuerza que venían implementando desde el pasado 26 de abril, esto no resultó suficiente para que la actividad en el puerto de Mar del Plata se normalizara plenamente.

Es que la reanudación de las tareas en los muelles dio comienzo en un marco de incertidumbre respecto de las posibilidades que tendrá la industria pesquera para poner nuevamente en funcionamiento su circuito productivo, ante la persistencia y el surgimiento de otros conflictos que amenazan a otros eslabones de la cadena.

Al ser momentáneamente superada la medida de fuerza de los estibadores que reclamaban la jubilación para más de 200 operarios, ayer el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), seguía adelante con el bloqueo de las exportaciones pesqueras, definido por las empresas como un "boicot" y frente al cual las cámaras analizaban la posibilidad de recurrir ante la Justicia.

En tanto que el Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) mantenía en pie su amenaza de llevar adelante un paro por 24 horas para reclamar una suba en los salarios de sus afiliados. A todo esto, hasta ayer persistían los inconvenientes para que los exportadores pudieran utilizar el Sistema Informático María (SIM) de la Aduana para certificar sus despachos al exterior, mientras que los armadores se desayunaron con el anuncio de cooperativas y empresas de estibaje de que sería aplicada una suba del 20% en el valor de sus servicios.

La única noticia relativamente positiva consistió en el levantamiento de la medida de fuerza de los estibadores, quienes luego de haberse negado durante 12 días a realizar tareas de carga y descarga, finalmente liberaron los accesos a las Terminales 2 y 3 y volvieron al trabajo.

Junto a ello, el Sindicato de Camioneros también aceptó levantar la protesta que venía ejerciendo en contra de la empresa harinera Moliendas del Sur, a la que había resuelto cortarle el suministro de materia prima para exigir la regularización en el pago de haberes de su personal. Al dejar si efecto este paro, los camioneros reanudaron la recolección de residuos retirando de las fábricas los recortes de pescado que se encontraban almacenados desde el pasado 23 de abril. Así, las plantas comenzaron a ser higienizadas y a quedar en condiciones de recibir nueva materia prima para procesar.

Pero lo cierto fue que al comenzar con la descarga del pescado que se encontraba dentro de los buques, los armadores comenzaron a comprobar que la mayor parte de esa mercadería ya no se encontraba en condiciones de ser destinada a la producción de alimento.

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET