Severa autocrítica de diario paraguayo contra su país por el luctuoso choque de barcos en el Río Paraná de las Palmas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

alt

El diario ABC Color, admitió implícitamente la responsabilidad del remolcador de su país en la tragedia
 
Bajo el título “Aprendamos de nuestros errores” el diario ABC Color de Asunción dijo el martes (05 jun 2012) que es necesario dotar a la nación de una estructura idónea que regule el funcionamiento de la Marina Mercante nacional y recomendó hacer una autocrítica sobre graves errores en la política actual que llevan a los marinos y naves paraguayas a protagonizar luctuosos episodios, como el caso del hundimiento del arenero argentino “Río Turbio”.  
El texto de la nota de ABC Color, es el siguiente:
De un tiempo a esta parte sentimos un clima no muy “agradable” en el ámbito fluvio-marítimo con los “hermanos argentinos”, que va agravándose con acaecimientos que infelizmente nadie piensa ni desea que puedan ocurrir, porque todos queremos trabajar tranquilos y sin molestias.
Lo básico para una convivencia armónica es la educación cívica, es decir, que cada derecho exigido con lleva una obligación que se debe cumplir y no omitir como es práctica común.  Nosotros exigimos la libre navegación y por lo tanto tenemos el deber de cumplir las normas que rigen en el ámbito fluvio-marítimo.
Pero no es esa la actitud percibida en los “actores involucrados” en los últimos tiempos,  de ambas partes protagonistas de las más descabelladas “fundamentaciones” queriendo tener la razón que ninguno de ellos tiene.
Los hechos sucedieron, las victimas están, las pérdidas materiales también y las económicas con montos elevados, son las primeras conclusiones que debemos de analizar, y a partir de ahí elaborar el compromiso que nos permita proseguir con nuestro trabajo, la navegación, el transporte y el comercio internacional que es nuestra actividad.
Lejos de calmar las aguas, comenzaron de ambos lados el cruce de acusaciones y ensayos de defensas entre sindicalistas argentinos y armadores paraguayos, que creen tener el derecho de decir cualquier cosa, al contrario de todo protocolo para evitar incidentes.
Los sindicatos argentinos como medida de presión solicitaron  eliminar el tratado de navegación entre ambos países, queriendo llevar agua hacia su molino en un momento poco propicio, y por otro lado en representación de los armadores paraguayos, un hombre diciendo bravuconadas sin ninguna prueba a favor que pueda dar sustento a su “lamento” no hacía otra cosa que agravar más la situación.
Viendo lo sucedido, concluyo QUE EN PARAGUAY CARECEMOS DE AUTORIDADES EN EL SECTOR que de existir, de oficio ya hubiesen intervenido y calmado las aguas, informando a la opinión pública del estado de las conversaciones con su par del país vecino, y las medidas adoptadas para evitar que vuelvan a ocurrir este tipo de acidentes y el compromiso de una profunda revisión de nuestro proceder. 
Mientras que la “política fuvio-marítima” siga siendo manejada desde la Cancillería, por un pequeño grupo de “seudo-armadores”, sindicalistas y funcionarios amparados en un decreto de la Comisión Nacional de la Hidrovía y no del ámbito natural  que por ley  es la Dirección General de la Marina Mercante, a cargo de una persona que nunca dio la cara ni se conoce que hace,  esta será la realidad que le espera al sector fluvio-marítimo en Paraguay.
Mientras esto suceda, y sigan preocupándose de la carga y del buque, unos tripulantes paraguayos siguen sufriendo diversos tipos de presión, privados de su libertad en contra de toda las normativas internacionales que protegen al tripulante en estos casos de accidentes, total ellos no generan divisas, y los sindicatos que brillan por su ausencia en momentos en que un asociado más lo necesita.
 
Hay que llamar a una REVISON PROFUNDA Y SERIA por parte del Gobierno de toda la estructura de nuestro quehacer en el Sector, esto se está cayendo y en una velocidad inesperada… es lo que los entendidos en Accidentes Marítimos llaman de “parte emergente de un témpano”… que solo se conocen los casos graves, pero los que ocurren a diario no salen a luz, casos que son olvidados o no son investigados y que a cada día van en aumento por los motivos ya “repetidamente”  señalados.
Es hora de poner ORDEN, haciendo respetar las normativas y realizando un estricto control de las actividades navieras. Se debe eliminar la practica  de la navegación de embarcaciones improvisadas, la modificación y adaptación de embarcaciones antiguas sin estudios técnicos, con tripulaciones incompletas y, lo peor, pésimamente preparadas, debiendo demostrar con ejemplos que los paraguayos podemos hacer una navegación preventiva haciendo bien las cosas y no correctivas, debido a los “horrores” que se cometen continuamente en el sector.
“Creo que en la discusión de los problemas naturales, deberíamos comenzar no con las escrituras, sino con experimentos y demostraciones” - Confucio

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET