Tienen dictamen los proyectos de Marina Mercante e Industria Naval

Las dos iniciativas cuentan con media sanción del Senado. Se tratarían en el recinto de Diputados el 22 de noviembre. En el proyecto sobre la marina mercante quedaron afuera parte de beneficios para la industria.

En una reunión conjunta de las comisiones de Intereses Marítimos; Legislación General; Industria; Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, obtuvieron dictamen los proyectos que crean el Régimen de Promoción de la Industria Naval Argentina y establecen el desarrollo de la Marina Mercante Nacional y la Integración Fluvial Regional.

El diputado Julio Solanas, quien preside la comisión de Intereses Marítimos, destacó "el consenso alcanzado por todos los actores", a la vez que mencionó que "el proyecto es sostén del trabajador y de las pymes, a las que reivindicamos para la recuperación de esta industria".

En tanto, el diputado Daniel Lipovetsky, presidente de la comisión de Legislación General, expresó su satisfacción por los consensos logrados, dijo que "son leyes de verdadera política industrial" y subrayó que "primó la voluntad política".

Asimismo, el diputado Ignacio De Mendiguren, presidente de la Comisión de Industria, afirmó que "es un día muy importante, en donde el Congreso volvió a encontrar coincidencias".

A la vez, hizo hincapié en las necesidades de ese sector, afirmando que "la industria naval argentina es emblemática" y exhortó a "que se actúe rápido ante las necesidades de esa actividad".

El diputado Gustavo Martínez Campos, del Frente Justicialista, destacó que las iniciativas "potencian las economías regionales" y se mostró agradecido por el trabajo que realizaron "recorriendo todo el país".

Por su parte, la diputada Araceli Ferreyra, del bloque Peronismo Para la Victoria, felicitó a los trabajadores y gremios por sus aportes a los proyectos y dijo que "somos el país de la hidrovía". Al mismo tiempo, convocó a "volver a la construcción y desarrollo de esa industria en el litoral".

El diputado Pablo López, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, adelantó que su bloque va a presentar dictámenes en minoría. "Los proyectos representan aspectos de explotación y de flexibilidad laboral hacia el conjunto de los trabajadores", afirmó.

Las iniciativas –según sus fundamentos- buscan la "generación de nuevas fuentes de trabajo, promover e incentivar el diseño y la ingeniería de puertos", así como también "crear una Marina Mercante de bandera nacional y rehabilitar la industria naval mediante incentivos estatales".

La discusión se destrabó a partir de la convocatoria que hizo el Ministerio de Transporte la semana última a los representantes del oficialismo, la oposición, los gremios y la Cámara de Armadores, Buques y Barcazas.

En la nueva redacción del proyecto sobre la marina mercante quedaron afuera parte de los beneficios para la industria, originalmente previstos por veinte años. Ese era el punto principal de desacuerdo sobre el texto que impulsaban PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el Frente Renovador, el bloque Justicialista y los gremios; que para el Gobierno tenía un costo fiscal de $ 500 millones en el primer año de aplicación y $ 1.000 millones el segundo. Otros beneficios fiscales para el sector podrían ser parte de la reforma tributaria, según prometió en la mesa de negociaciones el Ejecutivo.

Las iniciativas ya habían sido aprobadas por el Senado, que deberá volver a tratarlas si los cambios quedan plasmados en Diputados.

Los beneficios tributarios que establecía el proyecto original sin plazo definido, ahora durarán diez años. Y ya no habrá en la ley deducciones de IVA por el pago de contribuciones patronales ni de Ganancias por los montos invertidos.

En cambio, los Armadores tendrán el beneficio que el Gobierno está contemplando en la reforma laboral para el resto de los sectores productivos: las contribuciones patronales obligatorias sólo operarán sobre los primeros diez mil pesos brutos del salario.

Tampoco habrá un régimen de amortización de inversiones, como preveía el proyecto original, ni la exención del impuesto a los combustibles para los buques alcanzados por la ley. En cambio, la nueva redacción contempla un subsidio operativo durante 36 meses equivalente al 50% del impuesto a los combustibles efectivamente consumidos por cada embarcación. También fue eliminada del texto la exención del Impuesto a las Ganancias para algunos ítems del salario de los trabajadores, como las horas extras.

El plazo de siete años propuesto por el Senado para que la importación de buques no pague impuestos quedó reducido en el nuevo texto a cuatro años, aunque el Ejecutivo tendrá opción de extenderlo por dos años más. Hubo además modificaciones al régimen jurídico de la hipoteca naval que no habían sido incluidas en el proyecto del Senado.

En tanto, entre los cambios que sufrió el proyecto sobre la industria naval se destaca la especificación de que el Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional que deberá ser creado por el Ejecutivo no podrá tener menos de $ 1.500 millones por año, actualizados por inflación. 

Fuente: nuestromar.org

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET