Indonesia logra detener a un pesquero chino pirata fugado de Argentina

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tras casi dos meses de esfuerzos coordinados por la Interpol y la colaboración de siete países, en cuatro continentes, las Fuerzas Armadas de Indonesia detuvieron a uno de los barcos piratas más buscados del mundo. 

El 29 de enero, el pesquero chino Hua Li 8 fue detectado faenando dentro de la ZEE de la Argentina, y comenzó una persecución en la que participaron tres barcos y un helicóptero de la Fuerza Naval Argentina. Pero ni siquiera los disparos a proa fueron suficientes para detenerlo.  

Luego del incidente, la Justicia de la Argentina emitió un pedido de captura internacional contra la embarcación asiática, bajo la categoría de 'Notificación Púrpura', lo que permite a otras naciones tomar medidas en línea con el pedido de Argentina.

 “El pasado viernes 22 de abril, justamente en el Día de la Tierra, la Marina de Indonesia fue informada de la presencia del barco en sus aguas jurisdiccionales, por lo que no dudaron en detener a la embarcación y llevarla a puerto. Allí, por pedido de la Justicia argentina, se procedió a la inspección de la nave, y toma de declaraciones a tripulantes”, informó a FIS.com Milko Schvartzman.

En una nota enviada a FIS, el especialista en conservación marina hace hincapié en que si bien hay pesca destructiva dentro de las ZEE de los Estados, lo que ocurre en las aguas internacionales es aún mucho más grave, y se conoce mucho menos.

En este sentido, señala que el Hua Li 8 es un barco pirata, o de pesca IUU (Ilegal, no declarada, no reglamentada), y que es tan solo uno de una flota de miles de barcos que asolan las aguas de los países que tienen limitada capacidad de control de sus recursos soberanos, o simplemente depredan en las aguas internacionales, no controladas.

“Este barco, como tantos otros, emplea mano de obra esclava, no cumple con ninguna norma de seguridad a la navegación, y mucho menos de manejo pesquero o protección ambiental”, sostiene Schvartzman.

“China no solo cuenta con la mayor flota pesquera del mundo, sino que sus barcos son enviados a todos los rincones a saquear explícitamente los recursos de los países menos desarrollados.”

“En Asia, en África, y en Latinoamérica, enjambres de pesqueros subsidiados por el Estado Chino, saquean los recursos pesqueros, destruyendo las economías costeras locales, y dañando todo el ecosistema marino”, agrega.

Pero el creciente número de pesqueros chinos detenidos por pesca ilegal hasta ahora no ha sido suficiente para que el Gobierno tome medidas al respecto, y la situación no parece mejorar.

Schvartzman recalca que Indonesia sufre constantemente el acoso de los barcos piratas, en especial de China, situación que mantiene a ambos países bajo una alta tensión diplomática. 

“Por la magnitud del problema, las autoridades mantienen una política muy dura contra la pesca ilegal”, añade. En 2014, Indonesia creó la 'Fuerza de Tareas Presidencial para Combatir la Pesca Ilegal', y ha tomado “acciones espectaculares y llamativas contra los barcos capturados, como dinamitarlos y hacerlos volar por los aires”, comenta. Y subraya que ya van más de 170 pesqueros ilegales que fueron destruidos de esta manera.

Tan solo una semana después del incidente con el Hua Li 8, otro pesquero chino fue detectado por la Prefectura Naval Argentina (PNA). Durante la persecución, la embarcación asiática intentó en reiteradas ocasiones embestir a la nave militar, la que terminó por hundir al potero chino, en un incidente con alta repercusión global.

Con respecto a las medidas tomadas a nivel internacional para hacer frente al flagelo de la pesca ilegal, Schvartzman menciona que en su resolución 69/292, de junio de 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió la creación de un acuerdo global vinculante para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina más allá de la jurisdicción nacional, bajo la Convención de la Ley del Mar (UNCLOS).

“Ya se han iniciado las reuniones del Comité Preparatorio para las recomendaciones sobre el contenido del futuro Acuerdo, llevará algunos años para su entrada en vigor, y aún es un desafío lograr que se incluyan todos los aspectos de conservación y manejo”, comenta.

En su opinión, este es un gran paso para evitar la destrucción de los océanos, “pero no alcanza en la lucha contra las flotas IUU que corren contra reloj para extraer el último pez, y explotan la vida de miles de tripulantes esclavizados”.

 

Fuente: fis.com

 

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET