Persisten las dudas de poder reducir las emisiones tóxicas en la industria naviera

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un estudio de la OMI advertiría sobre las consecuencias negativas para la salud a nivel mundial, si se llegase  retrasar cinco años la limitación en el contenido de azufre de los combustibles de la flota mercante mundial.

El esfuerzo de los sectores del transporte marítimo y de la industria petrolera en pos de retrasar por cinco años la restricción a las emisiones de azufre, según el estudio citado, causaría un extra de 200.000 muertes prematuras por cáncer de pulmón y enfermedades del corazón.

El sector marítimo es, con mucho, el mayor emisor mundial de azufre con niveles de SOx en combustibles pesados, los que son hasta 3.500 veces superiores a las normas europeas vigentes para el diesel de vehículos. Un crucero de gran tamaño, según el informe, puede quemar tanto combustible como ciudades enteras, y emite más azufre que 7.000 vehículos.

A fines de octubre, una reunión de la OMI en Londres decidirá si restringe el contenido de azufre de los combustibles marítimos a partir de 2020 o 2025. Los niveles actuales pueden llegar a 3,5%, pero con la nueva normativa se limitaría hasta un 0,5%.

El 2020 como  año límite para aplicar la restricción enfrenta una fuerte resistencia por parte de las asociación de industrias de petróleo y gas, Ipieca y de Bimco,  grupo del transporte marítimo. Ambas argumentan que no existe suficiente combustible bajo en azufre disponible para satisfacer la demanda mundial que la medida estimularía.

 

Efectos de una postergación 

James Corbett, uno de los autores del citado informe, señaló a The Guardian que cualquier postergación en la fecha, generaría el riesgo de graves consecuencias: "Aplicar la normativa de la OMI en 2020, podría reducir la carga de salud en las comunidades costeras, particularmente en Asia, África y América Latina", señaló.

Por el contario, añadió, "un retraso aseguraría el impacto de las emisiones de azufre en la salud de las comunidades costeras expuestas, donde las rutas de navegación son más intensas y la población es más densa". Egipto, Panamá, Japón, India, Singapur, Filipinas y China estarían entre los países más afectados, añadió Corbett.

Sveinung Oftedal, el principal negociador de Noruega en la OMI, señaló que la preocupación existente en su país, ahora se ha tornado en miedo, respecto de los efectos acidificantes que el azufre tiene sobre los lagos y ríos de Escandinavia. "La contaminación del aire por el transporte marítimo no es sólo un problema local o regional, sino global" y afirmó que "la pregunta es si realmente podemos seguir aceptando sus efectos, y la respuesta es: no, no se puede. Se necesita que la fecha límite sea 2020 y eso puede lograr".

 

Impacto económico

Sin embargo, el rechazo de la fecha del comercio marítimo es evidente y estiman que un retraso de la medida hasta el año 2025 significaría un beneficio económico colectivo, considerando la actual crisis de la industria. De hecho, La Cámara Naviera Internacional (ICS) señala que la imposición de la nueva normativa en 2020 costaría entre 50 y 100.000 millones al año, debido al costo que implicarían los combustibles bajos en azufre.

Actualmente las naves, en su mayoría, funcionan con mezclas baratas de combustibles provenientes de los residuos y desechos que quedan de la refinación y destilación de petróleo crudo para jet fuel de aviones y de diesel de automóviles.

Bimco sostiene que un cambio prematuro a combustibles bajos en azufre podría tener efectos inflacionarios, debido al abrumador aumento de la demanda sobre el  suministro de diesel.

Lars Robert Pedersen, secretario general adjunto de Bimco, señaló a The Guardian que: "Francamente, si la OMI decide hacer caso omiso de estos hecho, los buques comenzarán a utilizar otros combustible y, evidentemente, habrá una escasez y una posible interrupción en el flujo de energético para abastecer al mercado mundial".

 

No se produciría escasez

Un segundo informe de la OMI y al que tuvo acceso The Guardián considera que suficientes refinerías estarían capacitadas en 2020 para garantizar la disponibilidad de suministro de combustible bajo en azufre para toda la flota mundial.

"En todos los escenarios, las refinerías tendrían la capacidad de suministrar suficiente cantidad de combustibles con un contenido de azufre de 0,5% o menor para satisfacer la demanda del producto”, indicaría el informe.

Cabe señalar que una escasez de la oferta de combustible en 2020 sería la única causa de los delegados de la OMI para retrasar la propuesta.

Como muestra de las opiniones divergentes en la industria naviera, el ICS ha asumido una postura neutral en cuanto a la fecha de aplicación de la normativa, pero al mismo tiempo pide una rápida solución del problema.

La industria del petróleo también es ambivalente. Un experto del sector señaló que: "Las grandes compañías petroleras como Shell y BP no tienen un problema con un traspaso al combustible más limpio en el sector del transporte marítimo, ya que han avanzado con refinerías que podrían vender los combustibles a un mayor valor, aumentar sus ingresos y, potencialmente, sus beneficios".

 

Fuente: mundomaritimo.cl

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET