Despachantes de Aduana critican el sistema que reemplaza a las DJAI

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Centro de Despachantes de Aduana (CDA), en una reunión con los delegados dce todo el país llegó a la conclusión que que "esperábamos un cambio positivo. Con el correr de los meses, nos fuimos apagando".

En su reciente paso por Fundación Libertad de Rosario, Miguel Braun, Secretario de Comercio, reconoció que el cambio prometido para destrabar el comercio exterior en la Argentina será muy lento. Braun advertía de un entramado que llevaría prácticamente los cuatro años de gestión del Gobierno de Mauricio Macri para llegar a un sistema mucho más libre y ágil de importaciones y exportaciones.

No obstante el reconocimiento público, que seguramente no se habrá hecho en Rosario, las expectativas de quienes se mueven en las arenas del comercio exterior eran altas tras la llegada del PRO y hoy se mastica una amarga desilusión a la hora de concretar operaciones.  

Gustavo López, presidente del Centro de Despachantes de Aduana (CDA), reconoció: “A lo mejor, pecamos de tener una expectativa demasiado alta. En un momento, el Gobierno habló de poder exportar e importar sin tener que pedir permiso. Eso en la importación no ocurrió”, agregó el dirigente, quien encabezó el encuentro.  

A partir de este año, la administración de Mauricio Macri dio de baja las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), para cumplir una exigencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC), organismo en el que se perdió un juicio iniciado por otros países que vieron frenar el ingreso de sus productos. Pero al esquema lo sucedió el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (Simi), que restringe el ingreso de 15 mil posiciones arancelarias con licencias no automáticas (LNA) que deben tramitarse en Buenos Aires.

Según los despachantes, las LNA deben aprobarse en 60 días, pero algunos productos textiles, juguetes y calzado directamente no se autorizan, lo que deriva en largas tramitaciones que, en algunos casos, terminan en la Justicia.

“No es un sistema lógico de trabajo. La importación no es una actividad prohibida. Medida en dólares, en lo que va del año se importó 7,5 millones de dólares menos que en igual período de 2015. Hay industrias que llevan protegidas 24 años; si en todo ese tiempo no se pudieron desarrollar, ¿por qué hay que hacerle pagar al pueblo su incompetencia y su incapacidad?”, opinó López.

 

Fuente: on24.com.ar

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET