Productores del sur bonaerense se inclinan por la cebada ante la poca rentabilidad del trigo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La política oficial y los altos costos desalientan los cultivos en Argentina


Finalizada la cosecha, en general los productores describen como satisfactoria a la zafra de trigo en cuanto a rendimiento y calidad. Sin embargo, no ocultan su desazón por un negocio que preveían regular -por lo problemas comerciales que existen desde hace 6 años- pero que -ante la fuerte suba del valor de los insumos y la baja de precio de los granos- terminó siendo pésimo. La cebada, en cambio, fue marcada como una alternativa que crece, de acuerdo a lo que informa este lunes el diario La Voz del Pueblo de Tres Arroyos.


El rotativo entrevistó a cinco productores quienes, con realidades productivas disímiles, coinciden en que la cosecha de trigo "fue buena", pero también concuerdan que con esta realidad política y del mercado, están reemplazando cada vez más al trigo por la cebada.
Uno de los consultados, durante la última campaña no sembró el cultivo con el que se hace el pan, las galletitas y los fideos "de los argentinos". Y los cuatro restantes, revelaron con dolor que cada año siembran menos trigo.

Rybner y "una cosecha flaca"
Luego de un par de años de clima benigno y buenos rendimientos de trigo y cebada, la última campaña no fue de las mejores para Daniel Rybner.
"Yo coseché menos menos de lo esperado y de los promedios de los últimos años", comenta el productor que siembra en la zona de Cascallares y que, como los demás, creyó que las copiosas lluvias de noviembre iban a alcanzar para obtener una muy buena zafra.
Sin embargo, describió que las escasas lluvias de setiembre y octubre, una fuerte y amplia granizada y un par de heladas hicieron que lo que pintaba como una gran cosecha terminara en una trilla menor.
Para mostrar en números las pérdidas que le ocasionó el clima sobre lo que pudo cosechar (tuvo 500 hectáreas con 100% de daño de granizo), Rybner, detalló: "Me quedó un promedio de 3545 kilos de cebada y 3512 de trigo. Mientras que el promedio de los últimos años es de 4290 en trigo y 4800 en cebada. Por eso, sintetizó: "Ha sido una cosecha medio flaca".

"Va a cerrar con la soja de segunda"
Al analizar qué deja el trigo desde lo comercial, Rybner asegura: "El negocio va a cerrar con la soja de segunda. El negocio del trigo por solo con estos precios no cierra, si a eso le sumamos que posiblemente no se pueda vender, peor todavía", afirmó.
"A mi la última vez que me ofertaron comprarme trigo -hace unos días- me ofertaron 138 dólares, cuando lo sembré estaba en 170 y esperábamos cosechar 4200 kilos. Con ese precio uno está dispuesto a sembrar, pero bajó el precio, bajó el rinde y crecieron fuertemente los insumos. Por eso, la ecuación es negativa", analizó.
Y agregó: "La soja de segunda va a pesar mucho, mucho en el negocio, porque por más que haya bajado, para hacerla es mucho más barata".

El trigo en el tobogán
"El negocio de la cebada es totalmente distinto", aseguró el productor, quien pudo venderla a futuro a 205 dólares en los meses de invierno, diferenciando lo que sucede con el trigo que posee un precio ostensiblemente menor y tiene graves dificultades para comercializarse.
Por esta razón, la perspectiva para la próxima campaña la imagina para la fina siguiendo el mismo recorrido que tiene desde hace 6 años, cuando el Gobierno decidió intervenir el mercado. "Vamos a hacer cada vez menos trigo y un poquito más de cebada", afirmó.
Y relató: "Había dejado de hacer cebada en el 2001, pero en el 2005-2006 empecé a hacer un lote, después meché otro y después otro. Hoy estoy sembrando 50% de trigo y 50% de cebada, y lo más probable es que este año siembre un 60% de cebada y 40% de trigo".

Abrego: "El negocio de la cebada fue mejor"
 "La cosecha para mi y para la gente de la zona fue bastante buena", aseguró Juan Carlos Abrego, productor de la zona de Claromecó, quien alcanzó rindes de 4500 promedio de trigo, una cifra similar a la que recolectó de cebada.
"Para nosotros fue un rinde bueno de trigo", afirmó el agricultor, quien salió en otras oportunidades en el diario porque sus cultivos de girasol fueron atacados por las palomas. En ese entonces, se lamentaba porque no iba a poder sembrar más el cultivo de los capítulos amarillos y porque cada vez hace menos trigo.

Poco trigo en la costa
"Acá, como en la zona costera en general, no se hizo demasiado trigo. Es más, este año se acentuó la diferencia con la cebada", describió.
"Las razones por la que dejamos de hacer trigo son conocidas, indicó Abrego, aludiendo a la intervención en el mercado de trigo, que provoca trastornos en la venta del cereal y hunde el precio del mismo. "Años atrás no hacíamos cebada, después empezamos a hacer en fina mitad de cebada y mitad de trigo; y este año hemos hecho 60% cebada y 40% trigo", contó el productor, quien afirmó que otras de las razones por las que se da este escenarios es que "esta zona es más favorable para la cebada por el rendimiento. Y -agregó- ahora con la cebada forrajera es una buena alternativa si se puede captar un precio con anticipación".

Bracco: "Un año bastante atípico"
Al igual que a Daniel Rybner, a José Bracco en la zona de La Tigra, a 20 kilómetros de Tres Arroyos, el tiempo también le jugó una mala pasada. "Este año fue bastante atípico, porque nos cayó granizo en una manga bastante grande, extensa y pareja, a diferencia de lo que ocurre siempre, que cae granizo en lugares aislados", señaló.
Asimismo, el titular de la Federación Agraria de Tres Arroyos describió: "Nos agarró 100% de daño en la cebada y 70-80-85% en el caso de los trigos. Pero además de eso, hubo rindes de todo tipo, hubo rindes muy bajos, de 1800-2200 kilos y algunos rindes que superaron los 4000 kilos. En síntesis, hubo de todo un poco", contó.
Y explicó "como llovió medio tarde y de forma medio abundante en octubre y noviembre, a algunos trigos que se sembraron tarde los agarró a tiempo y pudieron expresar mejores rindes, pero a los trigos que fueron sembrados tempranos, no les fue bien y hubo lotes de 1200-1500 kilos. Rindes muy, muy bajos para la zona".

El papel de la cebada
"La cebada fue mucho mejor negocio que el trigo", aseguró tajantemente Bracco. Y comparó ambos negocios: "Mirá el precio que tiene la cosecha hoy: 205 dólares. Se puede vender y cobrás en 15 días, es decir, lo que sucedía con el trigo antes. Mientras, el trigo hoy se está pagando 135, 140 dólares y te puedo asegurar que esto en marzo se corta y no se vende un grano más de trigo", advirtió.
El productor contó que su planteo cambió notablemente en los últimos años. "Normalmente hacíamos un 50% de fina, dentro de esto, un 40% lo destinábamos al trigo y después hacíamos algún lote puntual por contrato de cebada. Es decir, no hacíamos mucha cebada, hoy revertimos la situación y estamos haciendo algún lote de trigo como para hacer algo", narró el productor.
No sólo en su negocio "el trigo pasó a jugar el papel de la cebada", sino también en el mercado. "Hoy en día el precio está en un 70% del valor de la cebada. Hoy la cebada tiene precio, tiene mercado y el trigo no. Lo contrario a lo que pasó históricamente", concluyó.

Dam: "El trigo anduvo bien"
Desde Orense, el ex concejal José Dam se mostró satisfecho por el resultado de la cosecha. "El trigo anduvo bien, la cebada mejor, el candeal sufrió un poco la seca y la helada", sintetizó.
"La cosecha de trigo anduvo dentro del promedio de la zona, la cebada un poco mejor, mientras que el candeal aflojó un poco porque la seca le pega más fuerte, pero igual los rendimientos fueron buenos", dijo.

"Una locura total"
"En 2011 hice más cebada de lo normal y yo creo que si el Gobierno no cambia su forma de proceder, este año vamos a sembrar mucho menos trigo pan", contestó José Dam al ser consultado sobre las expectativas para la campaña que empezará en unos meses.
"Es lamentable, hoy los valores dan para pagar mucho más a los productores, pero se están quedando injustamente con una buena parte, mientras que es impresionante lo que han crecido los insumos en los últimos meses", explicó. Y aseguró: "Hoy creo que tenés que cosechar arriba de 4500-5000 kilos para que sea rentable con campo propio".
Respecto a la situación que se está dando con el trigo, opinó: "Es una picardía que hoy en la provincia de Buenos Aires estemos pensando en no sembrar trigo. Es una locura total", manifestó.
Por último, Danr resaltó: "A una cebada que se está usando para forraje, hoy si conseguís contrato te la pagan a 200 dólares, mientras que a un trigo de primera necesidad lo están pagando a 130-140 dólares. Es algo totalmente irracional", concluyó.

Moreno: "La cebada tiene que seguir siendo un complemento"

El de José Moreno es uno de los varios casos que se están conociendo de productores que este año no han sembrado trigo.
Si bien aclara que no es un parámetro porque es un productor de baja escala y hace solo tres años que siembra, el joven productor que trabaja campos en Ochandio y en De la Garma este año por una cuestión de rentabilidad -y tambien de logística- no se arriesgó a sembrar trigo y si bien en De la Garma tuvo problemas con el granizo, en general le salió bien el planteo en la fina.
"Yo soy de la idea siempre de diversificar entre cultivos de fina y gruesa, ya que de esa forma el negocio es más estable. Pero los márgenes se han achicado mucho en todos los cultivos y a la hora de decidir opté por la cebada", explicó.
Moreno, quien es licenciado en Economía y Administración Agraria, contó que "en los años anteriores hicimos trigo, pero este año dado que nos costó la comercialización decidimos no hacerlo y optar por la cebada que tenía buenos precios".

Sintonía fina
Al igual que los demás entrevistados, consultado sobre la foto del trigo hoy, con precios más bajos que los de junio del 2011 y con insumos mucho más caros, indicó: "Vamos a ver qué es lo que pasa con el nuevo esquema de comercialización, si es que alguna vez se logra acomodar un poco las cosas, que es lo que todos queremos. La verdad que pensar en no hacer trigo en esta zona es prácticamente una locura", indicó.
Por último, analizó: "Esto es algo muy riesgoso, porque el mercado de cebada es chico y hay que ver cómo se comporta". En este sentido, sostuvo que la cebada si bien "te libera el lote antes para hacer una siembra de segunda, creo que no lo podemos tomar como religión. No tiene que dejar de ser una alternativa, un complemento que diversifique al trigo y demás". 

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET