Denuncian que ahora, al exigir pago de derechos al contado, el Gobierno traba también las exportaciones

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La disposición, se asegura, no solo complica financieramente a los exportadores argentinos, sino que aumenta sus costos y atenta contra su posicionamiento externo

El diario La Voz del Interior, de Córdoba, advirtió este martes -14 feb 2012- que ahora el gobierno nacional aplica también trabas a las ventas al exterior al exigir el pago al contado de los derechos de exportación, contrariando una norma que facilitaba liquidarlas posteriormente.


El artículo del rotativo cordobés expresa textualmente:

Sobre llovido, mojado. A las crecientes dificultades de las empresas para poder importar mercadería o insumos –problemas que de hecho ya han paralizado la introducción de dos tercios de la mercadería extranjera– ayer se sumó otra novedad que amaga ahora con frenar también el flujo exportador.

Sin que medie resolución alguna por parte de la Afip, dejó de funcionar a través del Sistema María el mecanismo denominado DJUAuto que hasta el viernes (y por años) permitió garantizar el pago de los derechos de exportación, pero con la liquidación posterior de esas obligaciones.

El hecho conmocionó al ambiente del comercio exterior de Córdoba y también repercutió en Buenos Aires, tanto por sus efectos inmediatos como porque representa un golpe más desde el sector público al intercambio de Argentina con el mundo.

Las declaraciones juradas automáticas (DJUAuto) facilitaban la operación de aquellas firmas que debiendo pagar derechos podían declarar los envíos y proceder luego con la efectivización de ese impuesto. Ahora el Estado procura cobrar la tasa en el mismo momento en que se produce el despacho.

En el caso de los productos de origen industrial, el derecho de exportación representa el cinco por ciento de la venta total. El proceso habitual hasta el momento es que los exportadores cobraban la mercadería y luego liquidaban el impuesto, previa confección de la DJUAuto. Pero desde ayer esto no es posible, dijeron despachantes.

Luis Marengo, titular de la delegación Córdoba del Centro de Despachantes de Aduana reconoció la existencia del nuevo inconveniente, en tanto que otros operadores dijeron que habían trasladado el problema a la Cámara de Exportadores de la República Argentina (Cera), que recibió denuncias de distintos lugares del país.

Puede ocurrir también que el exportador pague el impuesto porque proyecte realizar la exportación, pero finalmente la misma no se produzca por algún motivo ajeno a esa declaración. En ese caso, la devolución de los fondos depositados se produce por vía de repetición, lo cual lleva varios meses.

Francisco Constable, un reconocido operador cordobés, también admitió esta inesperada novedad que frenará el envío de mercadería al exterior, pero dijo que hasta el momento no hay ninguna resolución que formalice la nueva decisión que, de paso, no se sabe si es de la Afip, o de la Aduana.

Percibir los derechos de exportación antes de que ésta efectivamente se produzca, replica un sistema que se verifica en el mercado de los granos a través de los llamados ROE Verde 365: cuando se compromete la exportación y se obtiene un cupo para enviar mercadería física, el exportador paga los derechos.

Otros interlocutores consultados por La Voz del Interior entendieron que si finalmente se mantiene este nuevo criterio con DJUAuto quedará patentizada la urgente necesidad que tiene el Gobierno nacional de recaudar por cualquier vía.

Por otra parte, en medio de una enorme desconfianza por las trabas a las importaciones, empresarios brasileños dijeron estar dispuestos a esperar dos semanas para analizar cómo impactan las nuevas medidas aplicadas por Argentina.

Opiniones brasileñas
    Balanza. Paulo Skaf, titular de la Federación de Industrias de San Pablo, se reunió ayer con el embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler. El empresario dijo que sugerirá a las terminales automotrices de su país que aumenten las compras de autopartes producidas en Argentina.

Malestar. “Lo que incomoda más en el caso argentino es que ellos mismos crean las reglas y ellos mismos no cumplen las reglas que establecen. Y eso está destruyendo la confianza de los negocios entre los empresarios”, estimó Fernando Pimentel, superintendente de la Asociación brasileña de la industria textil.

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET