Analizan ventajas y desventajas para España de boicotear compras agroalimentarias y de biocombustibles de Argentina

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

alt

Un pormenorizado análisis sobre las ventajas y desventajas para España de paralizar sus compras de productos agroalimentarios y biocombustibles a la Argentina, en represalia por la expropiación de Repsol, es publicado el miércoles (18 abril 2012) por el portal especializado rosarino PuntoBiz.com. Su texto es el siguiente

“Antes de imponer trabas a la entrada de productos agroalimentarios de Argentina, hay que buscar alternativas a la soja argentina que es necesaria para la alimentación del ganado”, dijo ayer (por el martes 17)Asaja una de las principales entidades agrarias de España.

En el medio de amenazas y duras declaraciones diplomáticas del Gobierno español, Repsol y hasta el FMI, todas las miradas están puestas en si España tiene margen político, posibilidad normativa, capacidad real de hacer daño abroquelando en su favor a la UE y si hasta le conviene tomar represalias por la nacionalización de YPF atacando el complejo sojero argentino, el principal motor de la economía nacional.

En ese sentido, ayer (martes 17) el diario español El Mundo publicó que el jefe de Gobierno ibérico, Mariano Rajoy, ya tiene redactada una orden ministerial que frena importaciones de aceite argentino que hoy usan las empresas españolas para elaborar biocombustibles y reemplazarlo por producción propia.

Lo cierto es que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Magallo, dijo  que el viernes se anunciarían las medidas de represalia. Por su parte, su par de Industria, José Manuel Soria, informó que el lunes iría al Congreso para más anuncios de medidas que el Gobierno amenaza con ser “contundentes”.

Ahora, ¿cómo es el comercio argentino con España? Según el analista Marcelo Elizondo se exportan u$s 3.000 M al año a España, siendo el único país con el que hay superávit comercial en Europa y el quinto destino para los despachos Argentinos. El 40% de esos u$s 3.000 M (esto es, unos u$s 1.200 M) son exportaciones del complejo granario. El grueso de lo que se le vende es biocombustibles (el 20% de la producción argentina va España por u$s 600 M), harina de soja (se usa para alimento animal) y aceites. En un escalón más bajo se exporta soja, maíz y malta.

La advertencia que hicieron  los productores españoles (que reconocen que “Argentina es uno de los principales mercado para el aprovisionamiento de los más de 6 M de toneladas de oleaginosas” y que es responsable de “la cuarta parte del maíz y la mitad del cereal que cada año importa España) pone en blanco sobre negro el sinuoso camino de las batallas comerciales.

Es que al mismo tiempo que Asaja pide conseguir soja de otros mercados antes de frenar el ingreso de la Argentina (sobre todo porque no tiene la competitividad de reemplazar el poroto con grano propio ya que en España está prohibido sembrar -no importar- semillas de soja genéticamente modificadas), propone cerrarle la puerta a productos terminados, como las carnes y legumbres en lo que son autosuficientes.

El de los biocombustibles también tiene contrapuntos. La industria argentina sufriría fuerte el cierre de uno de sus principales clientes, y en rigor es el flanco más expuesto que tiene el país. Pero si España lo hace sin antes conseguir reemplazo de otro país o aumentar la producción propia tendría un faltante fuerte. Pero para subir la producción propia antes deberá conseguir reemplazo para el aceite argentino (en calidad y precio), que su principal insumo.

 

En un marco de demanda mundial sostenida, menor producción de Sudamérica por factores climáticos y, por ende, precios de granos sostenidos, el comercio de granos está tan ajustado tanto para el exportador como para el importador que el margen para perder relaciones comerciales es estrecho.

“En definitiva, no le es fácil a España reemplazar la soja, la harina, los aceites y el biocombustible de la Argentina”, entiende Miguel Calvo, presidente de Acsoja.

Otro punto es que el comercio de granos no es entre países sino entre empresas y en el caso de los granos los grandes traders están en ambos lados del mostrador (exportador-importador), por lo que son un factor de importante poder contra las trabas que terminan impactando en sus negocios.

Igual, como hay en el horizonte nubarrones, otra de las estrategias que ya trazan los traders es la posibilidad de triangular, por ejemplo vía Brasil (como se hizo con China hace dos años cuando bloqueó las importaciones de aceite argentino); aunque tiene un costo que termina teniendo que absorber el productor.

España es una de nuestras entradas a Europa y perderla como cliente tendría un daño. Pero el problema se puede presentar muy grave si logra abroquelar en algo más que declaraciones a Europa contra nuestras exportaciones. Ahí estamos hablando en exportaciones anuales de u$s 11.000 M sólo en granos, harinas, aceites y biocombustibles y ahí sería muy difícil para la Argentina conseguir otros mercados para ubicar lo que se despachaba al viejo continente. “No se que tipo de represalias puede tomar España. Hace 11 años que tenemos colgado al Club de París, ya nos metimos en default y seguimos marchando. ¿Nos van a echar del G-20? Yo no creo que pase nada de eso”, aportó el economista Carlos Melconian en su paso por Rosario para disertar en el congreso del Iaef en la Bolsa.

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET