Si se vende toda la cosecha de soja, sólo habría una mejora transitoria frente a los gastos por energía y otras exigencias

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
alt
Si los productores venden toda la cosecha de soja tal como espera y pregoniza el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, sólo habría una mejora transitoria en la ecuación cambiaria. De acuerdo al director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), ingeniero Nadi Argañaraz, el menor saldo no se explica por caída de exportaciones sino por el incremento en la salida de dólares por mayores importaciones de energía, turismo y cancelación de préstamos de empresa. Así lo consignó un detallado artículo elaborado por la periodista Mariana Shaaló, que publicó el diario El Cronista (martes 03 sept 2013)  y cuyo texto es el siguiente:   

 

 
Mientras que la liquidación de dólares de los de los exportadores de cereales y oleaginosas se incrementó 5%, la compra de divisas netas por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) cayó 88% en lo que va del 2013 respecto del mismo período del año pasado. El firme retroceso cobra relevancia porque los analistas estiman que el grueso de la cosecha ya se liquidó y la autoridad monetaria no pudo cumplir con sus expectativas de recomponer reservas mediante esta vía.
En lo que va del año hasta el 23 de agosto, las compras netas de divisas por parte del BCRA fueron de u$s 921 millones mientras que en igual período de 2012 había sido de u$s 7.888 millones, de acuerdo al Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF). Mes contra mes, la caída se evidenció en todo el 2013 y se explica por la salida de dólares por turismo e importaciones que se intensificó tras el cepo cambiario.
Según el IARAF, si se comparan las compras netas de divisas del BCRA y los dólares que ingresaron por la liquidación de divisas de los industriales de oleaginosos y exportadores de cereales, surge que mientras en 2012 se compró el 48,8% de los dólares liquidados, este año el porcentaje disminuyó al 5,5%.
“Sin lugar a dudas, el problema cambiario actual no obedece a problemas de stock de moneda extranjera, sino al cambio en los flujos de dólares tanto que el BCRA vende para importaciones, cancelación de préstamos, importación de energía, turismo (entre otros), como la menor entrada de divisas (por ejemplo de Inversión Extranjera Directa)”, destacó el IARAF en su último informe.
“El balance cambiario del segundo trimestre marca que hay una fuerte salida de dólares por turismo, cancelación de préstamos por parte de empresas y una fuerte importación de energía. El problema es por la salida de dólares no por una caída de las exportaciones”, especificó Argañaraz, titular del IARAF a El Cronista.
 
Más presiones
 
En las últimas horas, el secretario de Comercio Guillermo Moreno, urgió a los principales exportadores de granos para que “liquiden rápido los dólares” con el objetivo de suplir la escasez que amenaza con llevar a las reservas por debajo de los u$s 35.000 milllones a fin de año. Según datos del Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadoras de Cereales (CEC), en lo que va del año la liquidación de divisas del agro asciende a u$s 16.902 millones y se incrementó 4,7% respecto al mismo período del 2012.
Sin embargo, para el Gobierno, existen al menos u$s 5.000 millones que productores y exportadores ya deberían haber transformado en dólares pero no lo hacen debido a que esperan una mayor devaluación y mejores precios.
De esta manera, estarían demorando la liquidación especulando con la posibilidad de vender más adelante cuando puedan recibir más pesos por su cosecha.
Los datos oficiales del Ministerio de Agricultura, sumando los granos para exportar como tal y los granos como insumo de la industria de la molienda arrojan que hasta ahora la producción vendió el 61,8% de la cosecha de soja (calculada en 49 millones de toneladas) mientras que en términos comparativos, a esta altura del año pasado, ya se había vendido casi el 80%.
“Podría haber más liquidación pero el productor espera un mejor precio y mayor devaluación. Para un productor son dos factores clave, no es fácil obligarlos a liquidar su producción. Una mayor liquidación cambiaría la ecuación del Balance Cambiario transitoriamente pero el problema es de salida de dólares, por lo que si todo continúa así en algún momento se va a perder el superávit”, destacó Argarañaz.
En los últimos meses, el BCRA parece haberle dado la razón a quienes esperaban mayor devaluación al acelerar la tasa de depreciación del peso y en agosto convalidó un incremento del tipo de cambio de casi 3%, el mayor desde el 2008.

ImprimirCorreo electrónico

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET